Friday, 22 May 2015

En el Rix

muy arriba casi en el norte
oscurece a las cinco de la tarde
hace frío y como por inercia
uno entra en un café
se bebe y se come lo suficiente
mientras afuera más allá del vidrio
sigue el frío sigue la noche
entonces se junta el coraje, se sale
y en el camino de vuelta uno recuerda
cómo era aquello de vivir en el sur
son segundos valiosos
abrigan

ya una vez en casa

cálidos y relajados comprendemos
que no importa el lugar tampoco la hora
siempre hará frío
siempre habrá noche
sólo entonces
la carga se va

No comments:

Post a Comment