Monday, 21 July 2014

Una Carrera Sin Movimiento

     ¿Te acordás cuando te mostré esta canción? Otoño, atardecer, sueños. Tan lejos tan cerca, y en el medio tantos golpes de tambor. 
     Hoy ya no tengo insomnio, sin embargo a esta noche le temo. Me pregunto si te preguntás. Me reprimo. Las notas dulces que no se cantan, el agua que no se bebe. ¿Qué tendrá de parecido aquella fría habitación con este húmedo balcón? Nada, seguramente nada. 
     Tomo el recuerdo con la punta de los dedos como enhebrando la aguja que pincha el dolor dulce y tiro lenta y suavemente poco a poco para no romper; sostengo, cierro los ojos, abro la nariz y respiro profundo; te recuerdo. Suelto.
     Grandes momentos, tan sólo eso.

“Es sólo una breve sonrisa cruzando tu rostro.”

2 comments:

  1. Y aun me atrevo a amar
    alli caida en ese pozo que lo olvida todo
    arrastrando las rodillas entre despojos
    de mi...
    ¡¡¡hay no!!! ¡¿por qué aquí no hay mar?!
    que borre mis malos pensamientos y cure mis heridas con sal ...
    que me lave con espume y me cubra ... me cubra mas y mas.

    y aun me trevo a amar...
    o la mas valiente
    o la mas estupida de las amantes...
    cuando te miro quiero creer que ahi estás.

    ....................................................................

    ¿Qué haré conmigo?
    ....................................................................

    Siniestro delirio amar a una sombra.
    La sombra no muere.
    Y mi amor
    sólo abraza a lo que fluye
    como lava del infierno: (...)
    ángeles bellos como cuchillos
    que se elevan en la noche
    y devastan la esperanza.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Ya nunca sabremos qué hacer con nosotros mismos.
      Gracias, muchas gracias.

      Delete