Thursday, 3 October 2013

El Cielo Una Pirámide


Me tiré al río y ¿qué fue lo que vi?
Ángeles de ojos negros nadaban junto a mí.
Una luna llena de estrellas y coches estelares
y todas las constelaciones que solía ver.
Todas mis amantes estaban conmigo,
las pasadas y las futuras,
y todos fuimos al cielo en un pequeño bote.
No había nada que temer ni que dudar.


No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.No había nada que temer ni que dudar.

No comments:

Post a Comment