Monday, 22 April 2013

En El Mar

    Es medianoche, estoy solo en la ribera. Espero aún, luego partiré. El mismo cielo está al pairo, con todas sus estrellas, como esos paquebotes cubiertos de fuegos que a esta misma hora, en el mundo entero, iluminan las aguas sombrías de los puertos. El espacio y el silencio pesan con un sólo peso sobre el corazón. Un amor repentino, una gran obra, un acto decisivo, un pensamiento que transfigura, en ciertos momentos nos producen la misma intolerable ansiedad reforzada por un acto irresistible. Deliciosa angustia de ser, exquisita proximidad a un peligro del que no conocemos el nombre; ¿quiere entonces decir que vivir es correr a la perdición de uno mismo? De nuevo, sin espera, corramos a nuestra perdición.

    Siempre tuve la impresión de vivir en alta mar, amenazado, en el corazón de una magnífica felicidad.

Albert Camus

No comments:

Post a Comment