Wednesday, 8 June 2011

La Chica Que Vendía Libros

    
     Estoy en un día raro, y esta sensación no comenzó hoy, data de muchas horas atrás y para ser sincero se agudizó ayer por la noche al no poder conciliar el sueño. El argumento, el cual esquivo, me llevó al planteo de muchas situaciones que generan dudas con respecto a mi unidad en este mundo. Con respecto quizás también a la soledad interior que habita en mi ser y que día a día se encarga de darme a entender que aquí esta para quedarse, si hace falta, la vida misma. 
     El conjunto de sensaciones es único, y el contexto puede ayudar o no, a menguar lo que por dentro uno contiene como un recipiente de vidrio al ser olvidado en la nevera para pasar allí, sus últimas horas. Decidí no llegar a ese punto, no quiero ni tengo por qué explotar. Me levanté de la oficina y salí a dar una vuelta. Mucho frío y yo sin mi campera. Las mangas de mi pullover en su máximo estirar para cubrir así mis blancas manos temblorosas por el agudo viento. Luego de unas cuadras mi cuerpo ya comenzaba a sufrir y como un buzo que no sabe cuanto oxígeno queda en su tubo miré hacia atrás, y vi que el tramo era corto, sin dudas yo no quería aún volver al edificio habitado por tanta gente que tan poco entiende de uno, decidí arriesgarme y caminar unas cuadras más. Terminé encontrándome con un shopping, a todo color y con muy poca gente, sonreí y entré. Decenas de locales de ropa -que poca importancia les doy-, unos tantos lugares de comida rápida y mucho entretenimiento, del bueno o del malo según elección del ojo observador. Estaba ya casi por terminar mi vuelta y podía anticipar el frío que me esperaría al salir, mi sorpresa fue muy grata al encontrarme con un local Yenny a pocos metros de la salida. 
     Antes de entrar perdí varios minutos en el frente del local, nunca me gustaron los frentes de las librerías porque allí se muestran los últimos best-sellers los cuales pocas veces despiertan mi interés. Me enteré en ese momento que lo único que realmente quería, y aún quiero, es perder tiempo, matarlo, hacer de alguna mística forma que pase rápido hasta que todo este embrollo que habita por estas horas mi ser se decida a abandonarme, a darme una pizca de tregua. Le dí un intento a esta opción y entré allí sin más, caminé al stand que a mi inmediata derecha se encontraba y permanecí por unos 3 o 4 minutos. Luego procedí a dirigirme a la caja:

-Hola, podrías decirme el precio de estos libros por favor.
-Sí por supuesto. -Y comenzó lentamente a nombrarlos en título y precio.
-Perfecto, los llevo.
-A todos? -Expuso de manera enfática abriendo sus ojos.
-Sí, claro.
-Son cuatrocientos cinco pesos, diez libros. Los envuelvo para regalo?
-No, son para mí, una bolsa común y corriente es suficiente. Y de paso me salió una rima. -relaté en un tono un tanto pintoresco

     Comenzó a reír de forma nerviosa mientras buscaba una bolsa para amontonar los libros. Le pregunté si la había incomodado.

-No por favor, es que sos el primer cliente del día y son muchos libros. Pregunto de chismosa, cuanto te van a llevar?
-Es ficticio responder a eso porque tengo hábitos cambiantes con la lectura.-Dije al mismo tiempo que me interrumpí dejando una pausa de breves segundos. Luego procedí.-De hecho hasta podría decir que alguno de ellos quizás nunca lo leeré.

     Se quedó ella pensativa mientras cobraba el monto desde mi tarjeta. En ese momento pude verla en detalle, era delgada, estatura promedio para las jóvenes argentinas y su pelo era lacio, castaño y no tan largo. Su piel blanca y sus ojos oscuros tenían una forma perfecta en conjunto con su nariz. Era linda, pero no tanto como para destacar entre la multitud. Su exceso de ropa me dijo que sufría mucho el frío y el tinte amarillo de sus dedos índice y medio me dieron a entender no solo que era diestra, sino que además fumaba. Me acercó los papeles legales y me pidió una firma y el número de mi documento. Mientras accionaba según su petición hablé nuevamente:

-También por último, y para intentar aclarar un poco más tu duda, debo decir que uno de estos diez libros ya lo leí varias veces, entonces las chances de volver a leerlo en el futuro cercano no son tantas.
-Y para qué compra alguien un libro que ya leyó? -Preguntó frunciendo el entrecejo. 
-Ah, es que me encantan estas ediciones Debolsillo. -Dije con sonrisa pícara.
-Entiendo, pero aún no me respondiste.
-Perdón, toda la razón... Digamos que unos dos meses.
-Bien, y seré curiosa, pero cual es el libro que ya leíste? -Preguntó con total inocencia.
-Adiviná.

Se tomó unos segundos, entrecerró los ojos y luego abrió su boca.

-Por como vestís y como hablas... Sin dudas Siddharta de Hesse.
-Pues estoy sorprendido, muy atenta, y muchas gracias.
-Adiós, nos vemos en dos meses.

8 comments:

  1. Leo esto y miro la pila de libros que tengo acá en mi escritorio, algunos leídos, otros todavía no... algunos estarán ahí quién sabe por cuánto tiempo más. Qué loco sentirlos como una compañía, no?
    Me gustó, beso :)

    ReplyDelete
  2. ¡qué lindo reencontrarte! me estaba preocupando tu ausencia (?)
    ¿este texto fue un sueño -dormido o no dormido (pero no despierto)- o fue real? ¿por qué mis vendedores de libros sólo saben de Twiling? ¡no es justo! me gustó mucho lo de hoy. creo que esto de reescribir los sueños es una excelente manera de abrir la cárcel. claro que después habrá que volver a la oficina, pero ¿qué importa? queda la posibilidad de creer en ese depósito.

    un abrazo D.

    ReplyDelete
  3. me olvidé: excelente visión la de comprar libros que no serán leídos, e incluso, comprar otros que ya fueron leídos. me remitió a "Pierre Menard, autor del Quijote" de Borges, la idea de que la transcripción idéntica de una obra, es otra obra (interpretación infinita.) relectura como lectura

    ReplyDelete
  4. ¿el comentario en mi anteúltima entrada fue acerca de tu texto? me perdí, me perdí.
    "qué lindo que es soñar, soñar no cuesta nada más que tiempo"
    (:

    ReplyDelete
  5. Wellcome back!
    Si ya leiste el de Siddharta me lo podes prestar a mi mientras te entretenes con los otros 9 ;)

    Yo tambien compro libros que no leo, y otros los leo mas de una vez.

    Me atrevo a decir q esa chica no se va a olvidar de vos... Si volves en 2 meses, contanos!

    Beso!

    ReplyDelete
  6. Hola, vengo a hacer el comentario más corto de esta entrada: ¡A mi también me gustan las ediciones Debolsillo!

    Chau :)

    ReplyDelete
  7. La verdad es que yo estaba comenzando a subestimar a la vendedora, cuando sus dotes de observación acabaron porsorprenderme. Creo además que los lectores generalmente no somos prácticos en nuestros hábitos de lectura. Compramos libros que no leemos y a veces otros los releemos una y otra ves. Existe una carnalidad irresistible (en mi caso)en el hecho de poseer un libro. Yo por ejemplo, llevo años releyendo, y pensaba que se debía a que, desde que me mudé, tenía mis libros apilados en cajas. Justamente hace cosa de un mes por fin les di el lugar que se merecen en una estantería. Así que ya tengo fácil escoger entre todos mis libros aquellos que todavía no he leído. Y curiosamente lo primero que he hecho es releer... Gabriela clavo y canela, y La invención de Morel (por tercera vez). En fin....En mis lecturas, así como en la vida, no puedo evitar sera caótica..
    Me ha gustado. Un abrazo

    ReplyDelete
  8. Vaya, magnifico, sera un sueño? que posiblemente me gustaría tener mas presupuesto para comprar libros que me llaman la atención, mas bueno la situación economica no es muy buena que digamos. Ademas, no se primera vez que comento en vuestro blog y me siento como en un lugar en el cual debí de encontrar hace tiempo atrás.

    Ademas, fue por obra de la casualidad que lo encontré. Puesto que fue al leer un comentario que dejaste en la ultima entrada de ::Black holes:: (que por cierto me fascino) y también con el titulo de esta entrada, no se; simplemente fue atrapante.

    Y que mas, ah si, me gusto mucho tu descripción, no se, pero yo creo que el ser diferente es mucho mejor que intentar representar algo que no somos.

    Para terminar este comentario, bueno seria genial que visitara mi blog y me diga que le parece mi burdas entradas. Un saludo

    ReplyDelete