Wednesday, 16 March 2011

Te Vi Ahogarte


     Lo que pretendía ser una noche tranquila, quizás de algún deporte o quizás de algún libro en soledad fue abruptamente interrumpida por un corte de luz. Inesperado debo decir como todo corte de luz. Me quedé inmóvil, sentado en la misma posición por unos momenos, luego me recosté sobre la cama e intenté meditar pero no duré siquiera unos minutos. Me sentía energético y con la necesidad de hacer algo pero qué iba a hacer yo entre tanta oscuridad? Asomé mi cabeza por la ventana del comedor y vi que la negrura se extendía por toda la cuadra. Moví la tapa de mi teléfono celular y observé la hora; marcaba las 21.48. Volví a mi cuarto, agarré un buzo liviano y salí a dar una vuelta. Para mi infortunio tampoco duré mucho en la nueva tarea. No estaba aburrido ni desganado, simplemente sentí que no tenía ganas de caminar pero seguí intentandolo. Al cabo de unas pocas cuadras me sentí mal, frunciendo el entrecejo y decidí volver sobre mis pasos.
     Ahí estaba yo, nuevamente en mi casa, a oscuras y con la imperiosa necesidad de hacer algo. Tome asiento en la cocina y lo único que podía escucharse eran el tap tap que mis pies producían al golpear los azulejos, estaba inquieto. Miré a mi derecha y vi a Genaro, durmiendo plácidamente, demostrándome lo fácil que todo podía ser. Recordé en ese momento la computadora portátil de mi madre y también recordé que siempre hubo de usarla enchufada, la cual en teoría debería estar cargada al máximo asegurándome así poder utilizarla por unas horas hasta que, en el mejor de los casos, ya retornase la electricidad. Me acomodé en mi habitación y la encendí y en los pocos segundos que pasaron hasta que el escritorio virtual estuvo a mi disposición ciertos pensamientos cruzaron mi mente; no había posibilidad de conectar la computadora a internet ni tampoco debía de haber música. No era acaso disponer o no de la computadora lo mismo? Comencé a navegar entre los programas instalados con cierto enfado pensando que en pocos segundos terminaría por apagar la computadora al dar cuenta de que quizás no había nada que hacer con ella. Para mi sorpresa encontré algunas cosas que llamaron mi atención. Cómo habían llegado llegado a la computadora de mi madre era toda una pregunta pero no reparé mucho en ella. Luego de unos minutos terminé el aburrido recorrido y el saldo fue positivo; dos canciones y algún que otro programa de mi agrado. El único problema era aún mi ansiedad.

2 horas mas tarde.

     La computadora portatil estaba ya apagada. Su batería había durado poco mas de hora y media y yo me encontraba sentado en mi habitación en la misma silla mirándo fijamente la llama de una vela. Me sentía tranquilo, atrás habían quedado mis malestares y yo estaba en paz, casi en estado somnoliento esperando lo próximo. 
     Los minutos pasaban e inmóvil alternaba entre pensamientos vagos y un descanso mental reparador. Me preguntaba que tán distinto podía haber sido si la computadora hubiera durado mas tiempo encendida. No me detuve mucho rato allí, estaba contento con lo que había hecho, me resultó divertido y purificador en algún sentido. Creo que lo bueno acerca de lo que uno hace es prescisamente eso, el mero hecho de hacerlo. De sentir que vale la pena quedarse unas horas en la oscuridad, de irse a dormir sabiendo que el día valió la pena, que valió el dolor y que siempre que existió un malestar, una rabia o un mal momento lo único que nos separaba entre él y la sanidad mental, corrió por propia cuenta.

-------------------------------------

     Lo que a continuación comparto es el resultado de una persona frente a una computadora con solo dos canciones para escuchar, de una sensación profunda de ansiedad por hacer algo, de un oído defectuoso para copiar sonidos, de una noche en soledad, de un canino que no supo desperdiciar su oportunidad y por sobre todas las cosas, de una oscuridad acechante.



Saw You Drown

As through your shattered eyes
It all came together
And your heart cries
Weeping through the weather
Another way to change your mind
I'm weaker than they say
To leave this all behind
The only way to stay

Don't you know
I'm the end of what we'll be
And right below us
The last thing you'll see

In the water
Saw you drown
Down the water
Saw you drown

As through my shattered sight
You're no longer here
And my heart cries
Sleeping through the light
Another way to change my mind
Never is the day
To leave this all behind
The only way to stay

Don't you know
I'm the end of what we'll be
And right below us
The last thing you'll see

In the water
Saw you drown
Down the water
Saw you drown

4 comments:

  1. Muy interesante tu escrito, hay veces en que la soledad esta ahi, invisible pero presente, y no podemos hacer nada para evitarla...o quizas si, quien sabe.
    De esa soledad interpretaste una cancion, lo que me parece genial para liberar la ansiedad y escapar por un rato...muy buena idea! n.n
    te sigo leyendo! :)

    ReplyDelete
  2. Tu mamá es una grande, la música que escucha! La mia no sale de sandro y queen (?) Aunque le gusta bastante Evanescense.Los cortes de luz siempre son muy productivos, justamente porque te alejan de aquello a lo que sos más dependiente, internet y luz. Siempre vienen ideas y pensamientos muy interesantes en la oscuridad, si tenés una guitarra se vuelve aún más productivo creo. Me estoy bajando el tema. El perro tuvo sus 5 segundos de fama también (?)

    Siempre tenés ese poder de comprensión y de levantarme la moral que me sorprende.
    Hace diez dias que no hablo con él. Le pedí un "tiempo" Aunque no sé de qué en realidad, de vernos supongo porque aunque hubiesemos cortado nos veíamos cada vez que se podía. La distancia es terrible, porque no logra sacarmelo de la cabeza, me acuesto pensando en él y su recuerdo me despierta, generalmente porque se me aparece en sueños. Sin embargo está teniendo un efecto se podría decir positivo, al menos volví a comer y a salir un poco sin que me baje la presión.
    Jamás pensé que podia volverme tan dependiente de alguien, es algo que de solo pensarlo me asusta y me da asco. Lo que aún es peor es que no quiero sentirme bien del todo, porque eso significaria olvidar. Y yo todavia tengo algo similar a esperanzas. Creo que en unos dias lo voy a llamar, para cumplir con mi palabra y decirle que me acompañe a tatuarme aunque no sé si no será demasiado pronto para volver a establecer contacto. Me rehuso a dejar ir estos dos años, me niego a perder.

    Qué pasó con esa chica, no tenías su número, no volvió de vacaciones a ese lugar al año siguiente?

    ReplyDelete
  3. muy buen post y el blog, genial :)
    beso!

    ReplyDelete