Monday, 15 November 2010

Insurgentes






Julio, 2010


Sentirse querido, necesitado. Alguien a quien le importen nuestras acciones y nuestro decir. El sentimiento de vacío al saber que una parte de nosotros habita en ese otro ser.
La dulce y amarga sensación del recuerdo en propia carne de aquel viejo amor que hoy vuelvo a entender. Sentir que alguien entiende lo que digo. Estar cómodo, querer congelar el tiempo porque en el fondo bien sé que esto ha de terminar. En esta ocasión por un viaje, porque estoy medio mundo alejado de mi hogar. Pero acaso no siento ahora mismo algo cercano y hogareño?  Algo moviéndose dentro de mí tan profundamente que me cuestiono qué hacer, incluso qué sentir. Quizás estar realmente lejos de casa me predisponga más sensible, no lo sé. Pero ella, acaba de despedirse de mí.
Fuimos hasta su casa en taxi y no hubo más tiempo que para un adiós y buena suerte. Creo, ambos sabemos o queremos saber en mayor o en menor medida que nos volveremos a ver.
Siento que dejo un hogar, caliente y entendedor, soñador y conservador. No fui yo así alguna vez? No soy acaso aún así? Y todo esto que siento mientras vuelvo en este taxi hasta mi hostel es conocido, ya lo viví y por la esencia de mi ser seguramente lo vuelva a vivir. Este vacío de decir adiós, de saber que el tiempo sanará. Pero al mismo tiempo sé que siempre hay opciones. Que siempre hay salidas, entonces, estoy haciendo todo lo posible para no decir adiós? Para no volver solo en este singular taxi? Seguramente yo esté también de acuerdo con este adiós. Pero la verdad es que fui, soy y seré siempre un amateur en las cuestiones del amor. Quizás por la falta de experiencia pero sinceramente siempre sacrifiqué la cantidad por la profundidad.
El taxi llegará, cobrará su servicio, tardaré unas amargas horas en dormir y hasta quizás llore. Pero mañana despertaré y me subiré a un avión, a un autobús o a un simple tren y mi viaje seguirá. Como tantas otras veces. Dejando atrás historias inconclusas que quien sabe de haber tenido chance hubieran sido historias de una vida entera.
Y de alguna manera las grandes ciudades no son para mí. El carro transita Nuevo León y los bares y restaurantes muestran conglomerados de gente demostrándose amor del cual yo no puedo ni siquiera hablar. En un mundo que vive a medias yo intento lo intenso cuando al mismo tiempo no hago otra cosa que escaparle. Generalmente vivo plano, sin sobresaltos ni contratiempos, pero es en estos casos, en los que la llama que adentro llevo se enciende. Cuando más bajo caigo y cuando más a fondo me encuentro en estas situaciones bien atrincheradas. Cuanto más subo más caigo. Y el tiempo pasa y cada vez son más los caminos que camino sin encontrarle un porque a estos momentos.
El taxi cruzó la avenida Sonora y la calle que transitamos es ahora llamada Oaxaca con lo cual restan unas pocas cuadras hasta mi hostal. Pido al taxista que detenga el carro y allí comienzo una corta caminata para dar fin a esta noche.

Doy play al reproductor de mp3 que llevo conmigo y arranca “Catch without arms” y es la misma canción que me dice que le cante al amor. Y así lo hago Marianna, hoy le canto al amor.

18 comments:

  1. suena bárbara la canción y tus palabras muy sentidas...todos navegamos a veces en esos estados...

    ReplyDelete
  2. Tantos dejamos en el camino respuestas sin conocer, y muchas personas que, más adelante hubieran podido ser esa historia que tanto buscamos.
    Pero estoy convencida de que eso, a su manera, es lo que hace que seamos lo que finalmente somos, (o queremos ser). Pagamos precios altos por conseguir cosas muy baratas, pero de eso se trata vivir.
    Los taxis nos alejan de los lugares donde abandonamos textos inconclusos, pero nosotros siempre estamos, en parte, reviviendo ese momento...una y otra vez...

    Excelente texto, porque lo sentí mío y porque me identifico demasiado. Porque está escrito sintiéndolo en cada letra y eso me apasiona.

    (tu descripción de perfil, es perfecta, y también me recuerda a mi)

    Te sigo.


    (espero no te moleste la extensión de mi comentario)

    ReplyDelete
  3. hay un momento en el que entendemos que la vida es puro camino y que quizás nunca se llega a ningún lado. Creo fervientemente que hay que aprender a abrazar los momentos de tristeza así como siempre solemos recibir de brazos abiertos a la felicidad.

    ReplyDelete
  4. Espero nunca entender eso de que no se llega a ningún lado. Entenderlo quizás me haga parar y dejar de caminar.
    Claro, la felicidad es para disfrutar. La tristeza para aprender.

    ReplyDelete
  5. Viste? son re lindos los dibujitos. No los hago yo...ojalá.
    Y qué lindo el amor :)
    Saludos.

    ReplyDelete
  6. Che te mandé un mail a tu casilla de gmail con mi MSN... digo porque no sé si te habrá llegado.

    ReplyDelete
  7. Hay una frase que siempre usa una de las protagonistas mi serie favorita y es "People always leave, but sometimes they come back". Creo que las personas que necesitamos y queremos que esten en nuestras vidas, son aquellas que apesar de todas las idas y vueltas de nuestra vida, van a estar siempre esperando nuestro regreso.

    "En un mundo que vive a medias yo intento lo intenso cuando al mismo tiempo no hago otra cosa que escaparle." Me siento totalmente identificada con esta frase, me encanta como escribis.

    ReplyDelete
  8. es que quizas lo que hay que entender es que no es necesario llegar a ningun lado. lo importante es recorrer.

    ReplyDelete
  9. me identifique mucho con tus palabras...siento que lo vivi tambien. Lo unico que tengo por decir es que la vida es un camino por recorrer, lleno de historias. Algunas mas malas que buenas, pero siempre valen la pena vivirlas. Nos hacen las personas que somos...
    saludos!! te sigo leyendo n.n

    ReplyDelete
  10. yo tambien soy una amateur en las cuestiones del amor... siempre me pregunto... ¿que hubiera sido, si me hubiese bajado de ese taxi?....

    ReplyDelete
  11. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    DANIEL

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE : OS DESEO UNAS FIESTAS ENTRAÑABLES 2010- Y FELIZ AÑO 2011 CON TODO MI CORAZON….


    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ReplyDelete
  12. A veces también me siento un poco así, con mucho camino por delante o poco trecho a veces y unas ganas tremendas de detener mis pies y correr. Dar vuelta la ruta y volver hacia eso que a uno le había sentir tan bien consigo mismo. El amor es así, te hace sonreír en cualquier sitio en que te encuentres. A veces es un recuerdo, una persona, un sentimiento, puede ser tantas cosas. Pero el más lindo es el desinteresado, el que uno va a extrañar cuando parta y por el que jugaria al todo o nada la propia camiseta y se desvestiría el orgullo.
    Qué lindo sentir la piel bien puesta nuevamente y que bello poder traducirlo a palabras.
    Un beso Daniel!!!

    ReplyDelete
  13. Excelente, y triste, y no quiero reconocerme ahí, en ese papel, aunque sé que sí.
    En el fondo sí. Y los que somos así sufrimos más por el hecho de sabernos así. O capaz no, capaz somos dos tipos.
    Si te aceptás así y no sufrís está buenisimo.
    yo estoy negada, muy

    ReplyDelete
  14. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  15. Siento que escribís tranquilo, que las palabras salen solas... vuelan...

    ReplyDelete