Thursday, 13 December 2007

Relato

No recuerdo como todo comenzó, tampoco recuerdo en donde sucedió, pero sí se que estabas vos ahi, y no eras simplemente alguien mas. Estabamos juntos, y este juntos, no es alusivo a que estabamos en pareja, o que atravesabamos un affair. Simplemente estabamos conectados
de una forma mucho mas intrinseca, y yo sentia que era la union posible mas enorme de todas.
Vos me hacias compañia, y yo era feliz al poder ver que entendias lo que había logrado, lo que tanto habia anhelado. Esa conexion espiritual con el mundo, con vos, con todos, que tanta falta me hacia. El mundo ya habia dejado de ser lo que simplemente mis sentidos me interpretaban,
sabía que de momento a otro, en cualquier instante, podría percibir nuevas cosas del ambiente, sus distorciones, sus lineas, sus alegrias, su todo.
En uno de esos instantes en donde se produjo el cambio y en donde comence a sentir eso tan indescriptible que titulaba lo "nuevo", se desató el caos. La distorcion de la realidad fue tal que todo fue horror, susto, temblor y desesperación, la cara de la gente no expresaba mas que fealdad, parecia que todo se consensuaba en hacerme pasar el peor momento de mi vida. Recuerdo que el sentido que mas me traicionaba era la vision, en esos momentos intentaba cerrar los ojos tan fuerte que al volver a abrirlos todo volvia a la normalidad, pero otras no...
De todas maneras, lo peor no fue eso, el momento mas terrible no acababa ni cuando lo normal era normal. Yo sabia que vos ya no estabas ahi, por algun u otro motivo, vos estabas siguiendo con tu vida, busque contactarte por los medios habituales, y no pude, por eso es que busque hacerlo por los otros medios, y tampoco dieron resultado. Y quizas lo que terminó de hacerme sentir terriblemente mal, en esa mezcla de miedo, angustia, rechazo y odio, fue darme cuenta de que vos no entendias lo malo y terrible que era esa situacion para mi... realmente la peor de mi vida, tener algo que siempre quise, y que de repente eso se convierta en mi mas gran temor.


No pude dar con vos, y todo se fue desvaneciendo, fue un sueño muy real, no tuve ningun tipo de control, de hecho, ni siquiera supe que estaba soñando. Fueron 2 o 3 veces de despertarme sudando, volver a dormirme, y volver al sueño en el mismo punto en el que lo habia dejado. No recuerdo si fue la 3ra o 4ta vez, en donde me levanté, fui al baño y luego a sentarme en la cocina a beber agua por unos minutos. Volví, y me tomó unos 5 o 6 minutos dormirme
nuevamente, y lo peor ahora... el sueño volvió.
Ya no lo enfrenté, dejé que terminara, sin mucha mas accion es verdad, pero si dejandome en claro esa sensacion de que estuvo, y que estuvo firme.

1 comment:

  1. qué bueno que corregiste lo que había que corregir.

    qué bueno que tengas este lugar y que yo pueda leer tantas cosas!


    qué bueno... muchas cosas!

    ReplyDelete